Close
Exit

La semana pasada, saltó la enésima polémica por un lanzamiento lleno de bugs y fallos:

Sin embargo, los fans seguimos haciendo cola para comprar nuestros títulos favoritos el día de lanzamiento. Ese comportamiento no sólo condiciona la estrategía comercial de las compañías sino que está cambiando la industria por completo, pero ¿Para bien?

En Otogami no sólo hemos acumulado ingentes cantidades de información sobre la evolución histórica de precios de los videojuegos, sino que además tenemos datos de las famosas preorders o reservas. Y, tras analizarlos, la primera conclusión a la que hemos llegado es terriblemente evidente: los aficionados a los videojuegos somos tontos… o al menos así es como nos ven las compañías de videojuegos: abobados, lelos, mendrugos, borregos, atunes o percebes… veremos por qué.

¿Qué ocurre tras la fecha de lanzamiento?

Veamos una serie de gráficas con la evolución del precio de varios juegos de PS3 muy conocidos. Las líneas verticales representan la fecha de lanzamiento del título:

precio-videojuegos-blackops-2

evolucion-precio-call-of-duty-ghosts

evolucion-precio-videojuegos-fifa14

evolucion-precio-videojuegos-godofwar-ascension

evolucion-precio-videojuegos-assasins3

Es evidente que no hemos descubierto la formula de la Coca-Cola sino confirmado con datos lo que, para muchos, ya es un secreto a voces: el precio de los videojuegos es estable en las preorders y sufre importantes descuentos a las pocas semanas después. En concreto, apenas 10 semanas después del lanzamiento -2 meses y medio- podemos disfrutar de descuentos de alrededor del 30-40% en la mayoría de los videojuegos.

¿De verdad merece la pena pagar ese 30% más por jugarlo el primer día? ¿A pesar de no tener apenas feedback del resto de la Comunidad? ¿A pesar de tener que esperar parches y actualizaciones para jugar en condiciones óptimas? La respuesta de la mayoría de aficionados es que si.

¿Cómo compramos los juegos?

Como norma general, en las 2 primeras semanas se venden entre el 30-50% de la totalidad de copias de un juego. Y, tras el primer mes, ya se han vendido el 50%-80%. En el resto de decenas (o cientos) de semanas se reparten las migajas restantes. El modelo se ajusta muy bien a un comportamiento logarítmico.

distribucion-acumulada-de-ventas-ps3

A partir del tercer mes de vida de un título, las ventas son despreciables. Un superventas puede colocar unos pocos centenares de unidades… en toda Europa.

Y las compañías lo saben…

A la vista está que, cuando un consumidor quiere algo, quiere tenerlo antes que nadie. Ser el primero en probarlo, a pesar de que eso suponga trabajar gratis para las compañías haciendo el último beta testing. Porque, no nos engañemos, este comportamiento no sólo conlleva comprar juegos un 40-50% más caros que lo que pagaríamos comprándolos algunas semanas después, las compañías se preocupan e invierten más en la campaña de publicidad que en asegurarse de la calidad del juego en todas las plataformas.

Así es como funciona el negocio de los videojuegos -al menos ahora mismo- y las compañías lo saben. Los que parece que no se han enterado son los consumidores que siguen sorprendiéndose de unos lanzamientos llenos de bugs que, desgraciadamente, serán cada vez más frecuentes. El negocio manda.

La falsa teoría de que comprar antes ayuda a los creadores

Siempre hay un motivao que sale a defender la teoría de que hay que comprar los videojuegos en el momento de lanzamiento porque “pagar más ayuda a los creadores de videojuegos”.

El problema de los creadores de videojuegos no es la estacionalidad de las compras sino la tremenda devaluación de los videojuegos por una increíble saturación de oferta. Hay TANTOS lanzamientos a la semana que, un mes después de su lanzamiento, un juego parece viejo.

Los grandes publishers, luchan contra esto invirtiendo PALADAS de dinero en publicidad… algo contra lo que los desarrolladores independientes no pueden luchar y que, inevitablemente, conlleva la subida del precio de los juegos ¿No sería más sano para el sector lanzar juegos a un precio más reducido y mantener el mismo durante más tiempo? Desgraciadamente, con el actual comportamiento de los consumidores, la respuesta es un rotundo NO.

Go top